#FICG35 El amor y la resistencia ganan en el Premio Maguey

Por: Editorial

Finalizó la edición número 35 del Festival Internacional de Cine de Guadalajara y con ella también cierra la 9ª entrega  del Premio Maguey Illuminatio; una sección dedicada a celebrar lo mejor del cine con temática LGBTQ* con toda la diversidad que esto representa.

Del 23 al 27 de noviembre fuimos testigxs de grandes proyectos tanto mexicanos como internacionales gracias al Premio Maguey del Festival Internacional de Cine de Guadalajara. Gracias a esta edición conocimos la venganza con Los fantasmas (Sebastián Lojo), la amistad de la mano de Danielle y Diego con Canción De invierno (Silvana Lázaro), de Ezequiel y Mono en El cazador (Marco Berger), aquélla puesta a prueba con Isaac (David Matamoros) y la marcada por la migración en No Hard Feelings (Faraz Shariat); así como historias sobre el amor que nos hacen dudar, madurar, crecer, aceptarnos y luchar con Kocoon (Leonie Krippendorff), Las mil y una (Marisa navas), Moffie (Oliver Hermanus), Porth Authority (Danielle Lessovitz) y Tengo miedo torero (Rodrigo Sepúlveda). Lxs ganadorxs del Premio Maguey fueron elegidxs por tres grandes personalidades del arte en México: Dana Karvelas, Luis Alberti y Regina Orozco.

Me he enamorado muchísimo toda mi vida, y espero que algún día no necesitemos nombrar lo que somos

Regina Orozco

Dana Karvelas debutó en Somos lo que hay (Jorge Michel Grau, 2010), pero ha demostrado su capacidad de actuación en múltiples proyectos como la película gore Atroz (Lex Ortega, 2015) y su papel principal en Estrellas Solitarias (Fernando Urdapilleta), con la cuál ganó el premio a Mejor Actriz en el Feratum Fest. Seguidora y creadora del “Dana-Power” (que es vivir contenta y agradecida dejando huella), ha trabajado en películas alrededor del mundo, tal es el caso de uno de sus más recientes proyectos, un documental sobre su propia vida, Dana, Carnaval et tzompantli donde viaja a París de la mano del director Fernando Colin Roque. La actriz también ha incursionado en el teatro con la obra “Posesión del Paraíso” y este año debutó como directora con su cortometraje La Distance que esperamos pronto poder disfrutar.

Luis Alberti es el ganador del Premio Ariel a Mejor Actor 2020 por la película Mano de obra (David Zonana), quien ha compartido un panel sobre masculinidades tóxicas junto con Naro Pinosa, expuesto en el marco de esta edición del Premio Maguey. Egresado de La Casa del Teatro A.C., Alberti ha participado en una amplísima diversidad de proyectos y personajes a la que un actor puede aspirar: de ser un asesino en Carmín Tropical (Rigoberto Perezcano, 2014), a ser Lupe Esparza en la serie Bronco, o el amor de Eisenstein en Guanajuato (Peter Greenaway, 2015) entre muchos otros roles, el actor no teme explorar todas las aristas de las masculinidades y del espectro humano en sus papeles.

El tercer nombre en esta lista es el de Regina Orozco, conocida especialmente por su maravillosa voz. Desde el Cabaret al Ariel, la artista sabe que el teatro es experimentar. La conocimos como Coral en Profundo Carmesí (Arturo Ripstein, 1996) que la llevó a ganarse un Ariel a Mejor Actriz, y la disfrutamos como la Dama del Lago en el musical “Spamalot”. Orozco tiene más de 8 discos, 35 películas, novelas, series y musicales cuya lista extraordinaria la ha mantenido como una de las artistas más completas de la escena mexicana, además de ser una activista por los Derechos Humanos y defensora de las libertades para todxs, trayectoria que le valió ser reconocida este año con un homenaje del Premio Maguey: “Me he enamorado muchísimo toda mi vida, y espero que algún día no necesitemos nombrar lo que somos, porque somos seres con un corazón enorme que tenemos que dejar que brote”, dijo Orozco al recibir este honor.

Estamos convencidxs de que quienes ganamos somos nosotrxs, lxs espectadorxs

Estamos convencidxs de que quienes ganamos somos nosotrxs, lxs espectadorxs, por ver y conocer historias tan maravillosas, no obstante tres películas en particular resaltaron y fueron galardonadas con la estatuilla EMME, del artista Adrián Guerrero, intervenida por joyeros locales de Guadalajara.

El premio del jurado fue para No Hard Feelings, ópera prima de Faraz Shariat, historia parcialmente auto-biográfica sobre tres iraníes viviendo en Alemania: Parvis (nacido en dicho país, hijo de exiliadxs), Banafshe y Amon, quienes nos llevan por el camino de la adaptación, buscando trascender el entorno que a cada instante les recuerda lo diferentes que son y que los obligan a refugiarse en sí mismos, mientras que Parvis y Amon descubren un amor profundo, pero marcado por la homofobia. La crítica Jessica Kiang analiza la película como una trama sobre migración, juventud y sexualidad en tiempos de Grindr y xenofobia, con personajes que localizan su hogar dentro y entre sí mismxs, aspirando a crear en su exterior un mundo a su imagen y semejanza; historia que quizá resuena en millones de refugiadxs (y sus hijxs, nietxs, bisnietxs) que entablan relaciones con su pasado, encontrándose en dilemas sobre la autenticidad de su presente cultural y la adaptación a su entorno.

El premio a Mejor Película fue para Porth Authority de Danielle Lessovitz que cuestiona ¿Hasta dónde el sexo valida el amor? En este caso Paul se enamora de Wye, tras buscarla, enamorarla y adentrarse en su mundo de baile underground y en su círculo de amistades, todo se pierde cuando Paul se entera que Wye es una chica trans. La presión social y sus propios prejuicios superan su amor y nos llenan de preguntas ¿Por qué nos enamoramos? ¿No debería importar sólo el quién?

Finalmente, la película Tengo Miedo Torero se lleva la categoría a Mejor Actor para Alfredo Castro (también ganador del premio Mezcal en la misma categoría) quien dio vida a “La loca de enfrente” en esta adaptación del libro del artista chileno Pedro Lemebel, quien fue y siempre será uno de lxs activistas y artistas latinoamericanxs más vocales en defender a lxs homosexuales, las mujeres y el arte transgresor. Tengo miedo torero toma su nombre de la canción homónima de Lola Flores, y no hay palabras que describan mejor lo que se debe sentir ser prostituta transexual en la dictadura de Pinochet, sin embargo, la película más que miedo nos transmite el amor que existe entre disidentes, entre cómplices que burlan a la sociedad y viven por lo que creen.

Tanto en el cine como en nuestra lucha por el reconocimiento y la equidad debemos RESISTIR

Ceremonia del Premio Maguey

El Premio Maguey y el Festival Internacional de Cine de Guadalajara cierran este 2020 con una selección que nos da esperanza, que nos recuerda el por qué seguimos aquí, que tanto en el cine como en nuestra lucha por el reconocimiento y la equidad debemos RESISTIR

*

Imágenes: Premio Maguey, IMDb

Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *