#LosCabos9 El amor, el ser y la naturaleza: “In between dying”

Por: Patricia Ríos

In between dying de Hilal Baydarov, es un amplio, sensible y poético acercamiento a la experiencia humana donde plantea las puertas entre la vida y la muerte. Se estrenó en el 77º Festival Internacional de Venecia, y ahora visitó México para participar en la Competencia de #LosCabos9

Hilal Baydarov

In between dying es el segundo largometraje de ficción de Hilal Baydarov, quien cuenta con una corta pero increíblemente prolífica carrera como cineasta. Este amplio, sensible y poético acercamiento a la experiencia humana plantea las puertas entre la vida y la muerte, cruzadas azarosamente por seres que desconocen lo que hay detrás.

Envuelta en una atmósfera nómada, desposeída y romántica, la película se destaca en los paisajes fantasmales, abiertos y ensoñados en neblina de la fotografía del también productor, Elshan Abbasov, quien recurrentemente nos presenta horizontes inclinados en oblicuos y sutiles 10 grados que acompañan la confusión y fantasía de este viaje. Asimismo, la edición y el guion que asume Baydarov se entrelazan en esta búsqueda espiritual a través de conversaciones entre el protagonista y su homóloga (aún desconocida), las cuales marcan la película con una especie de capítulos que se muestran como poesía gráfica en pantalla: “A partir de ahora tengo rabia”, “A partir de ahora estoy muerta”, acompañan árboles y edificios.

In between dying narra la historia de Davud (Orkhan Iskandarli), quien se nos introduce cuidando de su madre moribunda. Minado por reproches, el protagonista le arroja culpas, arrepentimientos y frustraciones por acompañarla en lo que parece una trampa de mediocridad o traición: habiendo sacrificado la trascendencia de las grandes universidades, sin haber podido despedir a su padre, ahora está inmerso en la imperfección de la vida. Deseando siempre lo que no hay, Davud le relata cada día a la recipiente de su amor ideal, quien a su vez le contesta describiéndole su espera.

Cuando sale a la ciudad, ignorando la petición de su madre por medicinas, ocurre un error fatal con vista a una monstruosa urbe de Azerbaiyán: al lado de tres tumbas ahora yace otro cadáver. Davud escapa de tres hombres que lo persiguen buscando venganza, llevándolo en una odisea que, como a Ulises, lo enfrentará en diferentes escenarios a personajes que lo harán reflexionar sobre la vida y la muerte, una dicotomía que se abraza hasta volverse una.

Deseando siempre lo que no hay, Davud le relata cada día a la recipiente de su amor ideal, quien a su vez le contesta describiéndole su espera

Fotograma de In between dying

Al principio pareciera que esta travesía es un merecimiento fatídico por la ingratitud y altanería de Davud, sin embargo, pronto la película implica la vida humana más allá del bien y el mal, como una marea fluctuante a la que si se logra ser paciente y honestx, se podrá adaptar. En In between dying nada es puro ni monolítico, ni esencialmente malvado ni virtuoso, sino cambiante, circunstancial. Es así que se nos presenta el blanco, el negro y todo lo que hay en medio dibujado con las texturas de la naturaleza, sin denotar lecciones ni moralejas, sólo preguntas ¿Cuál es el objetivo de la vida? Y una vez alcanzado ¿Pierde ésta todo sentido? ¿Qué sucede si lo alcanzamos cuando ya es demasiado tarde? Y si no es alcanzado ¿Habrá otra oportunidad? Esta película (como la poesía y la filosofía) no ambiciona dar respuestas, sino contar el viaje de un personaje que cree fielmente que el sustento de todo es el amor, y por ello vale la pena buscarlo. 

Así como es encarnado en Davud, los seres humanos soñamos con lo imposible o lejano, lo invisible e irreal, y mientras tanto la vida continúa ¿Cuánta miopía crea el anhelo ofuscador? Esperando un sentido, muchas veces ciegxs a lo que sucede frente a nosotrxs, dejamos pasar de largo el amor. Las exigencias fútiles de nuestras expectativas y las contradicciones que las habitan nos llevan a la soledad y la incomprensión, y sin embargo, como bien lo expresa el personaje de la Novia (Rana Asgarova): “El amor sólo está aquí y ahora”.

Podría ser que dichas expectativas estén fundadas en mentiras, así como podría ser que nuestras percepciones sean correctas, pero la vida, al nunca ser estable, impida que se conviertan en verdades; sin embargo, si algo se plantea como inequívoco en esta película es que vivimos un camino que arrebata tanto como da oportunidades: podemos salir de una tumba a la que nos llevó la espera, podemos cambiar de opinión o escapar del falaz destino, podemos satisfacernos y luego morir.

En In between dying nada es puro ni monolítico, ni esencialmente malvado ni virtuoso, sino cambiante, circunstancial

Fotograma de In between dying

La vida, entonces, no se hace de tiempo, sino de momentos, y éstos a su vez, de quiebres. La muerte, por lo tanto, más que ser inevitable es omnipresente. Es en este lógica en la que la memoria, el olvido, la sangre, el amor, el matrimonio, el odio y la decepción, confabulan y se confunden, creando un universo en el que coexisten tanto la mujer que ama, que espera, que aguanta entre golpes y obligaciones, como toda una generación de hombres caídos en guerra.

Si la vida, pues, es azar, entonces vivimos un entramado de subjetividades en el que simplemente compartimos un pedazo de nosotrxs. Las personas sólo nos cruzamos en relaciones que no son más que coincidencias, y sin embargo, existe en este vasto mundo alguien que nos espera. Es así que la vida se llena de personas que natural y eventualmente se van. Es una existencia fugaz en la que más que enraizarnos a personas o lugares, sólo podemos enraizarnos a nosotrxs mismxs, sin ego, sin juicios, sin exigencias que nos impidan honrar lo efímero.

Como sucede frecuentemente en las épicas y en la vida misma, la odisea de Davud termina en el regreso al hogar, habiendo sido trastocado por las circunstancias y personas de su camino. “Podrías cambiar el nombre del título a In between life”, explica el autor de esta película, quien no distingue entre la vida y la muerte, sino que busca un equilibrio entre el interior de sus personajes y su exterior (particularmente en la naturaleza que lxs rodea), pero más que nada un estado de armonía entre el ser humano y su existencia. 

Podrías cambiar el nombre del título a In between life

Hilal Baydarov
Fotograma de In between dying

*

#LosCabos9

Imágenes: IMDb

Las ideas expresadas en este documento son responsabilidad de su(s) autorx(s)

Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *