#LosCabos9 “Off the road”, territorios invencibles

Por: Antonio Álvarez

Off the road de José Permar, se enmarca en los márgenes solitarios de anhelos y denuncias de la carrera “Baja 1000”, la cual año tras año se convierte en un acontecimiento deportivo extremo que cruza por toda la Península de Baja California 

José Permar

“Paisajes hermosos, atardeceres eternos”, se escucha en las estrofas del corrido de Los Inalcanzables de la Baja que describe al “ranchito”, lugar donde acontece la carrera de automóviles todo terreno más larga del mundo que hace su recorrido desde Estados Unidos por toda la Península de Baja California: “Baja 1000”, conformada de 700 kilómetros. 

Off the road –Fuera del camino–, ópera prima documental de José Permar, oriundo de Baja California Sur y egresado de la Carrera de Artes visuales de la Universidad de Guadalajara, se enmarca en los márgenes solitarios, de anhelos y denuncias de esta carrera, la cual año tras año se convierte en un acontecimiento deportivo extremo que cruza por un poblado aledaño sudacaliforniano en el que Permar decide detenerse. 

Podríamos imaginar un evento que nos llene de adrenalina al estilo de las carreras de automóviles o de motocross que vemos en la televisión: lenguaje ágil, variedad de ángulos, sorpresa si ocurriera un accidente. En el caso de Off the road, Competencia #LosCabos9, la mirada se coloca en lo que está fuera del camino

Esta carrera es motivo de unión, orgullo, identidad y pertenencia en medio de la desolación del desierto

Fotograma de Off the road

Con fotografía de Ernesto Trujillo, captamos estos paisajes y atardeceres melancólicos que coinciden con el reflejo de un poblado aislado en espera los 365 días del año por esta carrera que es motivo de unión, orgullo, identidad y pertenencia en medio de la desolación del desierto. La voz y presencia de los testimonios construyen la narrativa de un documental que sin obligarnos a verlo, nos hace encontrarnos con el polvo de una tierra invisible.

En 2016, Permar desde la ficción propuso en su cortometraje Bestia, el recorrido nocturno en automóvil de un hombre de clase media “común y corriente”, que atropella a una persona sin razón y deliberadamente. El hombre regresa a su casa a continuar su vida como si nada hubiera pasado. Permar no abunda en las razones del acto criminal sino que expone impiadoso el instinto criminal del ser humano en contextos donde aparentemente no ocurre nada. 

En el caso de Off the road, que sucede todo al exterior, el director decide internarnos en las alteridades de la vida de quienes están al margen de esta carrera. Desde un hombre que graba y transmite en vivo para evidenciar las consecuencias mortales, así como las soledades y expectativas de quienes habitan estos lugares. No hay conmoción, lo que está presente es una certeza por documentar lo que no se ve de esta carrera bestial.  

Como en una carrera de toros o en las propias corridas de Pamplona, los vehículos se arrojan como bestias a la tierra sin importarles lo que se cruza en su camino. Las cámaras de lxs testigxs dan cuenta y Off the road las reproduce con el número de visionados que atestiguan el momento en vivo.

Los corridos son el elemento surreal que reflorece en la desolación, en el contraste del abandono de una zona industrial de promesas de progreso económico

Fotograma de Off the road

A la vez, adorna el relato con un juego de intertítulos con gráficos del Viejo Oeste que hacen el conteo regresivo del inicio del evento y que complementa con tilt ups hacia cielos resplandecientes, acompañados por corridos que parecerían ser el hilo narrativo, el respiro, o el elemento surreal que reflorece en la desolación, en el contraste del abandono de una zona industrial de promesas de progreso económico.

Lo que en conjunto construye Off the road, es una marginalidad latente cuya identidad en flujo constante e imparable, oscila entre los elementos culturales de la composición de corridos, los cuales intentan dar sentido a este universo particular. Este relato híbrido crea una invasión propia en la que se quiere conquistar el territorio a través del de esta festividad, no sólo provocándonos expectativa, sino enseñándonos el artificio de un entretenimiento agreste, violento, arriesgado, un territorio que abraza hasta perderlo. No es México ni es Estados Unidos. ¿Será la identidad de las fronteras físicas?

Permar acierta en alejarse de su punto de vista y entrega desde afuera una mirada al interior de la desolación de quienes están al margen y de quienes descubre estos anhelos de pertenencia. Las soledades ineludibles pero expectantes y las denuncias que emergen en un juego de imágenes que definen el carácter de una región ensalzada con la musicalidad de los corridos, en un desplazamiento constante que es lo que finalmente le da el sentido y sentimiento a estos territorios invencibles, descritos en el corrido final:  “un triunfo, es ser parte tuyo”.  

*

#LosCabos9

Imágenes: IMDb, Universidad de Guadalajara

Las ideas expresadas en este documento son responsabilidad de su(s) autorx(s)

Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *