#LosCabos9 “Relic” y la maldición de envejecer

Por: Silvia Cupich

Parece que After Dark intenta provocar en nosotrxs esa sensación de total conocimiento y visión de lo que ocurre en pantalla, esa impotencia y adrenalina que una película de terror debe transmitir.

Fotograma de Relic

#LosCabos9 nos sorprendió con una pequeña pero intrigante sección: After Dark, títulos que, como su nombre lo dice, pretenden ir más allá del miedo a lo que no se ve en la oscuridad: el miedo de lo que se puede percibir, lo que Hitchcock definía como suspenso: “Imagínense que estamos teniendo una conversación. Supongamos que debajo de la mesa entre nosotrxs hay una bomba (…) El público está consciente de que explotará a la una en punto y hay un reloj de decoración. El público puede ver que es cuarto para la una.”

Parece que After Dark intenta provocar en nosotrxs esa sensación de total conocimiento y visión de lo que ocurre en pantalla, esa impotencia y adrenalina que una película de terror debe transmitir. Sin ruidos excesivos, golpes de cámara, ni fantasmas o demonios, estas películas aterrorizan utilizando los medios humanos más primitivos: El miedo a envejecer, el miedo a lo salvaje de la naturaleza humana y el miedo actual a estar encerradxs.

Natalie Erika James con Relic nos presenta a la vejez como el terror humano, la vejez escondida en una “maldición familiar” que todxs llevamos. Tres mujeres de una familia protagonizan esta historia: Edna (Robyn Nevin) vive sola y su hija Kay (Emily Mortimer) la visita regularmente con su nieta Sam (Bella Heathcote). El conflicto de la película se centra en el comportamiento errático y por momentos agresivo de Edna: desaparece, deja notas, habla sola y su interacción con su hija y nieta se vuelve hostil; la casa en la que habita se comienza a tornar en su compañera, y pareciera que tiene vida propia, o que absorbe la vida de Edna. Tras una serie de eventos por momentos tensos, por momentos visualmente fuertes, se cierra en un ciclo que ahora debe continuar su hija y que a su vez será transmitido a la nieta de Edna, como una maldición. 

Sin ruidos excesivos, golpes de cámara, y fantasmas o demonios, estas tres películas aterrorizan utilizando los medios humanos más primitivos: El miedo a envejecer

Fotograma de Relic

Más que terror, Relic es una historia de suspenso, no sabemos lo que ocurre con Edna, pero sufrimos con ella y con su familia lo que la lastima y que no puede contarnos. Impotentes, la vemos sufrir. Lo que domina y atemoriza a Edna es el paso de los años, esa plaga que va carcomiendo la casa no es más que el tiempo. El monstruo que la invade y la transforma en una especie de ente cadavérico es la demencia (elemento que confirmamos al saber que la directora se inspiró en su abuela con Alzheimer) no importa la dedicación de su familia, a quienes ya no reconoce, Edna se ve rebasada para luchar. 

Es a través de Kay que vemos la historia, en una casa aparentemente normal que nos va transformando y comiendo, vamos también descubriendo el proceso de duelo entre madre e hija conforme se reconcilian y adoptan diferentes roles familiares (por ejemplo, Sam se refiere a su madre como “Kay” y su abuela no hace diferencia entre su hija y su nieta), aunado al terror que la propia casa les produce, el miedo a desconocer algo que le pertenece, algo tan propio como un hogar.  

No obstante es el final el que deja el sabor más amargo e inesperado en la película, ni su protagonista ni lxs espectadorxs pueden escapar de lo que estuvo presente todo el tiempo, sólo que ahora Kay, consciente de su destino lo acepta en lugar de luchar contra él, como su madre lo hiciera y como muy probablemente Sam tendrá que hacerlo. James mantiene a lxs espectadorxs todo el tiempo dejando que este “monstruo” o “maldición” sea llenado de manera independiente, y es por ello que Relic debe verse, para descubrir el miedo que cada quien tiene. 

Lo que domina y atemoriza a Edna es el paso de los años, esa plaga que va carcomiendo la casa no es más que el tiempo

Fotograma de Relic

*

#LosCabos9

Imágenes: IMDb

Las ideas expresadas en este documento son responsabilidad de su(s) autorx(s)

Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *