“Estaciones”, el documental que celebra historias de triunfo del colectivo LGBTQ*

Por: Antonio Álvarez

Los testimonios que vemos y escuchamos en Estaciones, ópera prima del también actor y conductor Edgar Salas –y en colaboración con Emmanuel Cebreros– son el desnudo frontal de un colectivo que ha logrado no sólo el cumplimiento de sus exigencias, sino la celebración de sus conquistas.

Es un documental con una narrativa que es muy sencilla de disfrutar, buscamos que el mensaje llegue de una forma directa y natural

Edgar Salas

Estaciones es la ópera prima de Edgar Salas estrenada en el marco de la edición 24º del Festival Mix. Se trata de una producción independiente que comenzó como parte de un registro documental de la 41ª Marcha del Orgullo 2019 cuyo lema es/fue: Ser es resistir. En forma de documental, hace un recorrido amistoso por el camino de cuatro personas de las disidencias sexuales y su entorno íntimo que convierte a lo personal en político, como la lucha por el respeto de sus derechos y libertades. Pero también desde el ámbito cultural, desde un colectivo vibrante dispuesto a compartir de frente a la cámara su historia de orgullo y palpitación queer que nos anima a reconocer que nuestra expresión pública es un legado de una lucha incesante por el ser, como un acto de resistencia política y cultural.

Mediante el retrato de cuatro personas compartiendo sus estaciones de vida, vemos a Nancy, sexóloga y educadora, Roberto, actor de cabaret; Rubén, cantante y deportista, y Daniela, mujer trans activista. En su conjunto, una muestra de la comunidad resiliente saliendo a las calles después del rechazo y la invisibilidad, a expresar su vitalidad. Hoy ver esto, es una prueba indiscutible del florecimiento de una comunidad, que aún en sus divisiones y en el cuestionamiento comercial al llamado Mes del orgullo, sigue peleando por existir.

Los testimonios que vemos y escuchamos, son el desnudo frontal de un colectivo que ha logrado no sólo el cumplimiento de algunas de sus exigencias, sino que ha salido a las calles a celebrarlas. La participación especial en el documental de la actriz y cantante trans mexicana, Morganna Love, acompaña este acto como una persona que también también derribó fronteras. Su presencia amadrina al documental para detenerlo en la festividad queer, tomar aire y hacer tributo a la lucha de las personas trans diariamente asesinadas impunemente en el país. La presencia de Morganna contrapone esta realidad con la de su historia de éxito y la de sus compañeras, en especial con Daniela.

En nuestro documental no importa cómo te veas, qué hagas, todos tenemos un camino y todos tenemos un proceso

Emmanuel Cebreros

Estaciones es ese sabor de que en algún momento las cosas van a estar muchísimo mejor. Es un documental con una narrativa que es muy sencilla de disfrutar, buscamos que el mensaje llegue de una forma directa y natural. Hay momentos para divertirse, para la fiesta, para conmoverse, hay música, es una ventana de colores de lo que somos, no puede ser más queer, explica Edgar Salas, también productor del documental.

Tras el preestreno del documental en el Mes del orgullo pasado en la plataforma de streaming de FilminLatino, los usuarios escribieron comentarios que destacaron por el reconocimiento de un documental celebrando la existencia de un colectivo cada vez más activo e integrado, aunque con el Valle de México como telón de fondo, “una isla de libertades en México”.

El documental alcanza a amortiguar el choque sociocultural político y religioso que existe en México respecto a las personas de las disidencias sexuales y prefiere concentrarse en los testimonios sensibles de quienes han dado batalla al recorrer un camino de dificultades. Funge como una huella emotiva tanto de las resistencias como de las fragilidades frente a la discriminación y los crímenes de odio. Un mapeo a testimonios que nos inspiran a reconocer los triunfos de los otros hasta hacerlos nuestros.

Sin tener una cámara ni un micrófono el asumir nuestra orientación sexual e identidad de género, ya tiene una carga política; el hecho por sí solo ya está diciendo un discurso. Ahora nos sentimos más comprometidos de seguir generando contenidos que permitan la representación a nuestrxs compañerxs, porque lo necesitamos; el asesinato de nuestra compañera Elizabeth, no me canso de decirlo, es muy doloroso, por eso tenemos que seguir realizando documentales. Nos estamos adaptando a nuevos tiempos, al lenguaje incluyente. Al utilizar el todes buscamos incluir, hemos ido contracorriente por generaciones porque siempre hemos estado presentes y no nos vamos a detener”, apunta Emmanuel Cebreros.

El asesinato de nuestra compañera Elizabeth, no me canso de decirlo, es muy doloroso, por eso tenemos que seguir realizando documentales

Emmanuel Cebreros

Para Edgar Salas su primera película como director lo ha impulsado a buscar seguir trabajando en la industria, situación que explica como un acto de resistencia: “Tenemos que seguir contando esas historias y me parece que el cine siempre ha padecido mucho, pero ha podido salir adelante; en realidad el arte es el que ha predominado a través de los años, no lo vence ninguna pandemia, sigue vigente, entonces creo que vamos a tener que salir a luchar”, Edgar Salas.

La realización de Estaciones terminó por ser una experiencia de reapropiación de la historia y del presente de las personas de las disidencias sexuales. “Durante el rodaje nos dimos cuenta, que nosotros mismos, siendo parte de la comunidad LGBTQ* desconocemos muchas cosas de los acrónimos a los que no pertenecemos, esas letras que no se han retratado. Dentro de esa búsqueda aprendimos mucho el cómo viven sus vidas y las cosas que padecen y que nosotros como letra G no sabemos”, explica Edgar Salas, haciendo hincapié en la necesidad que hay de visibilizar a más personas del colectivo LGBT para trabajar en su representación.

“Me estoy permitiendo, poder entender a todos mis demás acrónimos que no estoy solamente en la G. Lo que descubrí con Estaciones es que uno como realizador tiene que abrirse a otros entendimientos, en este caso en los testimonios que presentamos en el documental. Cuando pude compaginar con ellxs, se abrieron hacia la cámara e hicimos relaciones que es lo que caracteriza al cine documental: la relación que hay con las personas y los contextos que estás mostrando. Saber lidiar con varias personalidades fue un aprendizaje muy grande de este documental”, agrega.

El arte es el que ha predominado a través de los años, no lo vence ninguna pandemia, sigue vigente, entonces creo que vamos a tener que salir a luchar

Edgar Salas

Para Emmanuel Cebreros, el documental es un reflejo de la humanidad del colectivo LGBTQ*: “Nos refleja como seres humanos. Nos permitió hacer una conexión con la humanidad que todos tenemos sin importar la manera en la que nos expresamos genéricamente o bien de quién nos enamoramos o relacionamos sexo-afectivamente”, expresa Emmanuel Cebreros.

En Estaciones no estamos viendo a la bisexual que nos imaginábamos, no estamos viendo al chico gay en un estereotipo, sino vemos a un chico que se puede maquillar, que puede expresarse y que no hay consecuencias. En nuestro documental no importa cómo te veas, qué hagas, todos tenemos un camino y todos tenemos un proceso, cada quien tiene tiempos distintos, su momento para florecer”, continúa el también comunicólogo originario de Culiacán, Sinaloa.

Pero el colectivo LGBTQ* también vive tensiones históricas que han provocado profundas divisiones. Estaciones se propone como un documental para ser aliados buscando construir empatía hacia las disidencias sexuales. “Estaciones se fue forjando en no ser sólo un documental para la población LGBT*, sino para cualquier persona que sea aliadx, que esté en proceso de…, que sea papá de un niño gay o de una personas trans. Quiere hacernos conectar con alguna de las historias de estas flores para familiarizarnos con su proceso. Ese es el reto que tenemos desde el cine, mostrarnos como somos al exterior y pedir respeto” explica Edgar Salas, cineasta egresado de la AMCI.

Teníamos que hacer un proyecto que naciera desde el corazón, que fuera muy honesto. Lo que no queríamos era victimizar a la población LGBT*

Edgar Salas

El trabajo en equipo hace que Estaciones logre ser una propuesta integradora de visiones que sigue formas de trabajo participativas y colectivas. La relación armónica entre Edgar Salas y Emmanuel Cebreros, fue la base para que el proyecto pudiera hacerse realidad. “Creo que hacer equipo con un buen amigo, entender y saber asumir las fortalezas de tu equipo de trabajo, poder confiar en el otro es lo que hace que un proyecto prospere. Yo lo he levantado y luego él me levanta, ha sido nuestra manera de conseguir objetivos”, explica Emmanuel.

“De las cosas que siempre hemos aprendido de nuestras maestras de Casa Azul y de la vida misma es esta máxima de menos es más, y nos parece que estábamos muy conscientes de las carencias que hay para el cine independiente, evidentemente el dinero es una de ellas. Entonces teníamos muy consciente que teníamos que hacer un proyecto que naciera desde el corazón, que fuera muy honesto. Lo que no queríamos era victimizar a la población LGBT* que ya de por sí seguimos padeciendo muchas injusticias. Queremos que nuestro relato inspire”, apunta Edgar.

“Que la gente que vea Estaciones no nos sienta vulnerables, sino que puedan ver lo queer como esa capacidad que tenemos de ser resilientes y expresarlo, de darle vuelta a la página y llenar de color lo que nos rodea“, finaliza Emmanuel Cebreros.

*

Imágenes: Conexxión POP

Share:

2 thoughts on ““Estaciones”, el documental que celebra historias de triunfo del colectivo LGBTQ*

  1. Es muy interesante la forma en que se aborda el tema de la Diversidad en Preferencias Sexuales, ciertamente el tono y manera en que se desarrolla hace que el espectador profundice en un tema que sigue “lleno de rechazo” por diversos sectores sociales. Lo cierto es que éste tipo de documentales deberían incluirse como parte del soporte a materias educativas sobre educación y orientación sexual y por supuesto de los derechos humanos. La continuidad en el desarrollo de éste tipo de documentales aunada a una profunda preparación de quienes lideren el movimiento LGBT pueden marcar la diferencia y seguir abriendo camino a todos los que tengan otro tipo de preferencia a las que clásicamente nos empuja la sociedad. Ojala que pronto veamos este tipo de trabajo siendo difundido en foros más abiertos para que así se logre un mayor alcance de audiencia. De verdad gracias por abordar este tipo de temas de forma tan natural y abierta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *